Un pueblo de 33 habitantes abre una biblioteca con 16.000 libros

14660077541973.jpg

Reportaje publicado en EL MUNDO el 19 de junio de 2016

por Sara Polo

Son 33 vecinos censados, sólo nueve de ellos habitan sus casas durante todo el año. Quintanalara, 36 kilómetros de Burgos, tiene sólo cuatro calles, bordeadas por edificaciones de piedra, de una planta. Quintanalara es uno de esos pueblos castellanos que uno sólo se cruza cuando va a otro lugar. Pero tiene una biblioteca. Una con 16.000 libros.

La pequeñísima localidad burgalesa ha saltado a los mapas esta semana, cuando anunciaba que había conseguido un reto que se propuso el pasado octubre: construir una gran biblioteca abierta las 24 horas los 365 días del año. Calculaban que en las estanterías del Potro, el local municipal acondicionado para Entrelibros, cabrían unos 10.000 volúmenes. Lo que no esperaban era recibir 6.000 más.

La mayor parte de las donaciones son de particulares, “gente que hereda la biblioteca de sus padres y no sabe qué hacer con ella, gente que da seis o siete de su biblioteca particular… La gente tiene un montón de libros“, cuenta Rubén Heras, alcalde de Quintana.

El boca a boca, sobre todo a través de las redes sociales, ha terminado involucrando en el proyecto a instituciones, públicas y privadas, enamoradas de la iniciativa de este pequeño púeblo de la comarca de Lara. La Universidad de Navarra, por ejemplo, ha aportado 2.000 kg de libros, que “mandaron en un camión”.

La idea de Entrelibros no es funcionar como una biblioteca al uso, donde uno toma prestado un libro y, después de leerlo, lo devuelve. Su objetivo es convertirse en lugar de intercambio: me llevo un libro y dejo otro mío. Por eso, se han integrado en la red española de bookcrossing en Internet, donde tienen registrados hasta ahora 325 títulos. “Nos ha escrito incluso un señor francés”, presume Heras. De hecho, Quintanalara es uno de los puntos de la red BookCrossing Spain con más libros.

Aunque Internet sea una herramienta poderosísima para sacar a una pequeña comunidad del anonimato, lo que quieren los vecinos de este pueblo de Burgos es que los lectores acudan, en persona, a conocer su biblioteca. “Lo bonito es venir al Potro, rebuscar entre sus estanterías y encontrar ese título que te emocione”, explica el alcalde. Él mismo ha contribuido a llenar los estantes. Su donación más preciada tiene, además, mucho de simbólico. “Los santos inocentes, de Miguel Delibes, el mejor homenaje al medio rural”.

En un futuro, su pequeño templo de la literatura busca convertirse, además, en un punto de encuentro cultural, con presentaciones de libros y actividades. “Simplemente, hemos creado un elemento cultural más para las Tierras de Lara“, dice, y propone un plan perfecto para el fin de semana: “Una visita al románico de la comarca que culmine con una buena historia”. De momento, dejamos a los vecinos de Quintanalara terminando de ordenar los libros. A ellos y a los curiosos, que ya van llenando de vida este pequeño enclave lleno de cultura.

 

Paradojas de nuestros días I

despues

publicado originalmente en SITIOCERO 

Ocuparé este medio, para publicar una serie de artículos sobre lo que he llamado las “paradojas de nuestros días”, un título quizás tímido para en verdad expresar las contradicciones de la sociedad que estamos viviendo y que se explicitan de manera silenciosa y otras veces violenta en diversas esferas de la consecución material y espiritual del ser humano en la actualidad.

En esta ocasión trataré sobre los movimientos sociales y el malestar de la sociedad civil, con el objetivo de contribuir al debate que ya tantos intelectuales y otros no tantos, han venido a tratar de explicar los hechos. Quizás yo no vengo a explicar, sino a interpretar lo que a mi parecer es una paradoja en el espacio temporal, pero una paradoja violenta que se manifiesta a lo largo de nuestra Historia.

La Revolución Rusa inauguró el siglo XX y se pensó que todos los movimientos revolucionarios posteriores eran hijos de esta madre roja y que se manifiesta con toda su electricidad allá en el Mayo Francés de 1968. Ese año, los jóvenes estudiantes se rebelarían contra el sistema capitalista de dominación y contra el pensamiento liberal, lo que constituyó un antes y un después. Ahí se abrió la esperanza socialista. Pero fue el mismo Marx que acuñara esa frase de “que el hombre produce al hombre”, constituyendo su error primario, el pensar que el ser humano sólo existe, en tanto y en cuanto, en relaciones de producción material. Marx pensó que la sociedad ideal era una gran fábrica sin clases sociales que producía la riqueza material de la igualdad socialista. Con eso anuló al individuo y lo transformó en pieza utilitaria.

Ahí vino el segundo gran malestar, que fue en contra de la maquinaria soviética, su obsecuente obediencia a la ideología única, y sus mecanismos de opresión en contra del pensamiento burgués. Ese gran malestar se manifestó en ese clímax del derrumbe del Muro de Berlín, lo que produjo la desazón de todos los jerarcas comunistas del mundo. Zizek ha dado luces en torno a esto: “En la perspectiva marxista predominantemente, la mirada ideológica es una mirada parcial que pasa por alto la totalidad de las relaciones sociales” (Zizek 1989: 81). Ante esa perspectiva fracasada, los ideólogos de la izquierda no supieron dar respuesta y quedaron impávidos ante la gente volcada de manera impetuosa al sistema capitalista.

Algunos emergieron diciendo que la Historia se había finalizado. Que el ser humano había conquistado la libertad y por ende sus preocupaciones solo eran su vida individual. Parece contradictorio, pero volveré a Marx, cuando él en “El Capital” se adelantaría a los hechos diciendo que la producción capitalista genera que “el consumo idealmente propone el objeto de producción como una imagen interna, como una necesidad, como impulso y como propósito” (Marx 1867: 174). En verdad, la sociedad de los años 90 propone intensamente que el ser humano se genere a partir del consumo, exista en él y por ende se reproduzca a sí mismo. La sociedad de los 90 buscaba ser particularmente hegemónica, lo que implica que todas las clases tengan una unidad intelectual y moral, como diría Gramsci, con el objetivo de dirigirlas.

Por consiguiente, emergió la tercera gran molestia, que ha sido de un largo aliento y que se ha manifestado desde los años 2000 hasta la actualidad de diversas formas y discursos. Una sociedad confusa hasta la alarma: crecen apabullantemente las formas extremas de religiosidad como es el evangelismo ultraconservador cristiano o la proliferación de la ortodoxia islámica, la segregación geográfica, el daño del ambiente, el creciente aumento de las enfermedades mentales, y un largo etc. Actual es lo que afirma Nietzche: “Una doctrina y una religión del “amor”(…): porque suprime los sentimientos de rivalidad, de resentimiento, de envidia – los sentimientos muy naturales de los desvalidos – incluso deifica una vida de esclavitud, sujeción, pobreza e inferioridad para ellos bajo el ideal de la humildad y la obediencia”. (Nietzche 1901: 201) Hoy, las masas cuestionan ese ideal de humildad y obediencia, diciendo basta a la corrupción política y empresarial.

En la actualidad no sabemos y no tenemos idea en qué terminará este tercer gran malestar, quizás porque no hemos sabido interpretarlo. No hemos sabido decir que lo que hemos estado viviendo en estos tres sucesos grandes de movimientos sociales del malestar de las personas, es en verdad, no la cristalización de la lucha de clases o el reclamo por la democracia liberal, sino en verdad, es la rebeldía permanente de la idea moderna de Estado. Y esta es que el Estado es la máquina coercitiva en contra de la sociedad civil. Es decir, da lo mismo cual sea la clase social que domine el aparato del Estado, de todas y cualquier forma, esta es en contra de las masas y se representa en la configuración del poder. Foucault diría que “el poder está en todos lados; no porque abraza todo, sino porque viene de todos lados” (Foucault 1976: 93), sin embargo acá, como en otros aspectos de Foucault comete el error de no diferenciar los aparatos del poder político. El poder no es una entidad omnipresente, sino que es política y circunstancial, pero con tal poder coercitivo en lo físico y en lo simbólico, que es suficiente para dominar a las masas. Y este poder reside en el Estado y en su aparato político.

La Historia del siglo XX y los comienzos del XXI es la consecución de esta paradoja: que la sociedad civil ha buscado incesantemente romper la estructura teórica y mecánica del Estado moderno, ha cuestionado su poder y lo ha desafiado, buscando distintas recetas, pero sin la conciencia histórica suficiente para identificar que el problema está en el Estado en su concepción actual.

¿Los movimientos sociales de hoy podrán romper al fin esta paradoja histórica? ¿Existirá la fuerza suficiente para establecer una nueva relación de diálogo y existencia de la diversidad? ¿Estamos viviendo el fin del Estado Moderno o la peligrosa consecuencia de su fortalecimiento? Todas preguntas que uno formula con tal de establecer premisas futuras de reflexión e interpretación social.

¿Qué era el arte para Kandinsky?

Vassily_Kandinsky,_1926_-_Several_Circles,_Gugg_0910_25(Several Circles, Vasili Vasílievich Kandinski, 1926) 

El prolífico artista ruso Kandinski, en su libro  “Sobre lo espiritual en el arte” publicado en 1911,  escribe una interesante descripción de lo que es arte que aquí compartimos:

En el gran arte, el espectador siente un gozo correspondiente en sí mismo. Tal armonía o contraste de emoción no puede ser superficial o insignificante; de hecho la tonalidad [Stimmung] de una imagen puede profundizar o purificar aquella del espectador. Esas obras de arte por lo menos preservan el alma de lo burdo; la aclimatan, por así decirlo, para elevarse a una cierta altura, como las claves de entonación a las cuerdas de un instrumento…

Cada imagen encierra la totalidad de la vida, toda una vida de miedos, dudas, esperanzas y alegrías. ¿Hacia dónde se mueve está vida entera? ¿Cuál es el mensaje de un artista competente?… Armonizar con el todo es la tarea del arte. 

El Decenio Internacional para los Afrodescendientes

background_1

 

En las Américas, existen 200 millones de personas que se identifican como descendientes de Africanos.

Ellos, han sido víctimas de la esclavitud en la etapa colonial y postcolonial. Actualmente, sufren de la trata de esclavos transatlántica y la migración forzada por motivaciones de hambruna, extrema pobreza y enfermedades. Bajo este mismo escenario, constituyen algunos de los grupos de mayor pobreza y marginación. Los estudios realizados por organismos internacionales y nacionales, demuestran que los afrodescendientes todavía tienen un acceso limitado a servicios de educación y salud de calidad, a la vivienda y la seguridad social. launch-decade-drums

Su situación es invisible, y los Estados no están haciendo nada para reconocer la realidad, en donde se esconde discriminación de la población, abuso policial, segregación geográfica y vulneración sexual.

En Chile, ¿cuál es el nivel de organización comunitaria de afrodescendientes reconocida por el Estado? ¿qué planes de apoyo y asistencia para los migrantes existen? ¿qué está haciendo el Ministerio de Educación para reconocer y ejercer los derechos de afrodescendientes?.

Las Naciones Unidas ha establecido que entre 2015 y 2024, se debe celebrar la Década Internacional para Afrodescendientes. Este con el objetivo que los Estados miembros de las Naciones Unidas: “deberían adoptar medidas concretas y prácticas mediante la aprobación y aplicación efectiva de marcos jurídicos nacionales e internacionales y de políticas y programas de lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia a que se enfrentan los afrodescendientes, teniendo en cuenta la situación particular de las mujeres, las niñas y los varones jóvenes”.

OHCHR

 

Zea, la niña que combate la homofobia

screen-shot-2015-07-01-at-20-52-19

Y estaba ahí el Predicador extremista cristiano, diciéndole que si no conocía a Jesús se iba a ir al infierno, que iba a sufrir, que sólo sentiría dolor. Se lo dijo a una niña de tan sólo 7 años, Zea, que participaba feliz de la ComFest de 2015 en Columbus, Ohio, Estados Unidos.

¿Qué hizo Zea? Con un silencio apabullante y una valentía que la engalanó, se paró al frente de este Predicador extremista, mostrándole con convicción que todas las personas somos iguales y que el amor no sabe de categorizaciones, menos ante el miedo impuesto por la Religión.

La reacción inicial de Zea cuando oyó las palabras del predicador fueron de confusión, seguidas de incredulidad: “¿Por qué querría alguien ser tan malo?”.

Acá el video que se convirtió en viral:

1st Grader Backs Down Homophobe Street Preacher

 

 

Violación Sexual en Hombres

Hijo, a los hombres no les violan

 

En el mundo existe un tabú: que a los hombres no les violan. Pero en noviembre de 2014 el conocido actor de hollywood Shia Labeouf, confesó en una entrevista que había sido violado durante la ocurrencia de una performance artística. Antes, en Chile, tres hombres confesaban que habían sido abusados de manera sistemática por el Sacerdote católico Fernando Karadima, uno de los más influyentes de la elite chilena.

La Revista masculina GQ hizo lo suyo con un polémico reportaje: cientos de soldados estadounidenses han sido violados y abusados en los cuarteles militares. Cada día son 38 los hombres que son violentados sexualmente en las reparticiones militares, una cifra alarmante.

Testimonios como el de Jones causan impacto: “Sigo sin creer que yo me hice esto. Sigo diciendo a mí mismo, “si yo no hubiera tomados un par de cervezas esa noche”. Si yo no le había invitado a mi habitación. Traté de resistir. Pero él era tan jodidamente fuerte.” O el de Neal que después de ser violado, fue a la asistencia médica militar a constatar lesiones anales, a lo que el Doctor le dijo: “Hijo, los hombres no son violados”.

¿Cuántos hombres – niños, jóvenes y adultos – son violados cada día? ¿Cuántos de ellos denuncian? ¿Cuántos quedan en el silencio y los victimarios en la impunidad? ¿Por qué hoy no es parte de la agenda pública y de los servicios gubernamentales?

En Södersjukhuset, al sur de Estocolmo, Suecia, se ha creado  el primer centro médico del mundo en tratar a las víctimas masculinas de abuso sexual.

En Suecia se registraron en el último año, un total de 370 casos de violación a hombres o niños, según el Consejo Nacional Sueco de Prevención del Crimen. Pero se sospecha el número sea mucho mayor, debido a los prejuicios sociales que provocan que muchos hombres nieguen ser víctimas de abuso sexual.

Según dijo la doctora Lotti Helström al periódico sueco The Local, “la percepción general es que los hombres no pueden ser violados”. Los estudios, sin embargo, “aseguran que los efectos en la salud —tanto física como psicológica— de una violación son incluso más graves en un hombre. Hay un riesgo mayor de que las víctimas hombres sufran estrés post-traumático”, dice Helström.

Los mitos de la masculinidad, hoy nos está pasando gravemente la cuenta. Se piensa que el hombre no puede ser violado, y que si llegara a suceder aquello, es una vergüenza denunciarlo y reconocerlo. Sin embargo un hombre violado no significa que lo haya buscado, que sea homosexual, o que necesariamente haya existido penetración anal, o que una mujer o un grupo de mujeres no puedan hacerlo. Es una violación a la dignidad humana, es un quiebre en el alma y en la moral de ese hombre que le perdurará de por vida y que determinará su actuar en el futuro, y que no porque haya sido violado, es menos masculino.

Hoy la legislación en el mundo en esta materia es pobre. En general lo que es considerado violación, es tipificado como una mera agresión. Eso sumado, a la desprotección cultural que sufre el hombre en esta materia.  ¿Porqué cultural y normativamente el acto que se considera violación en contra de una mujer, hacia el hombre, es un mero acto sexual?

La siguiente foto cuenta una historia. Era su quinta noche en el alojamiento universitario, y el joven sufrió una imborrable violación del cual constituía una especie de bienvenida al mundo universitario. Lo callaron diciendo: “Vamos…Nadie lo sabrá”

enhanced-buzz-26758-1379973348-14

El fascinante realismo de Manneli

Riccardo Mannelli ha dicho de su obra: “Mi investigación artística se basa en un profundo interés en el estudio del dibujo de cuerpos vivos. He dirigido mis habilidades artísticas principalmente hacia los retratos de personas maduras, consiguiendo una excelente experiencia y rapidez en la creación de mis obras”.

Este dibujante y diseñador italiano nacido en 1955, es Profesor de Diseño y Anatomía en el Instituto Europeo de Diseño y Coordina el Departamento de Ilustración.

Una obra maravillosa, con trazos finos y detalles que nos sobreviven a primera vista, que da sentido a una propuesta de crítica del cuerpo y su rol con el sexo. ¿Qué es el sexo sino el circo de las personas desnudas?

RICCARDO_MANNELLI_Cultura_Inquieta16

RICCARDO_MANNELLI_Cultura_Inquieta15

RICCARDO_MANNELLI_Cultura_Inquieta9

RICCARDO_MANNELLI_Cultura_Inquieta5