Diversidad e Inclusión: el amor no tiene etiquetas.

Si bien la gran mayoría de los estadounidenses se consideran a sí mismos sin prejuicios, muchos realizamos juicios sobre las personas sobre la base de lo que vemos, ya sea raza, la edad, el sexo, la religión, la sexualidad, o discapacidad. Esta razón es que muchas de las personas se sienten discriminados.

En una transitada calle de Santa Mónica, California, pusieron un scanner de rayos X gigante durante el pasado Día de San Valentín.

Ahí una pareja se besaba sólo dejando ver su esqueleto. La gente apostada en el lugar no podía ver si eran hombres o mujeres. La sorpresa venía cuando los participantes caminaban fuera del scanner y mostraban su identidad: Una pareja de mujeres, una afroamericana y un asiático, dos papás afroamericanos y su hijo o un rabino judío y un imán musulman que demostraban su fraternidad y amor, fueron algunos de los que pasaron por este ingenioso experimento que tenía como objeto demostrar que el “Amor no tiene etiquetas”.

Anuncios