El Decenio Internacional para los Afrodescendientes

background_1

 

En las Américas, existen 200 millones de personas que se identifican como descendientes de Africanos.

Ellos, han sido víctimas de la esclavitud en la etapa colonial y postcolonial. Actualmente, sufren de la trata de esclavos transatlántica y la migración forzada por motivaciones de hambruna, extrema pobreza y enfermedades. Bajo este mismo escenario, constituyen algunos de los grupos de mayor pobreza y marginación. Los estudios realizados por organismos internacionales y nacionales, demuestran que los afrodescendientes todavía tienen un acceso limitado a servicios de educación y salud de calidad, a la vivienda y la seguridad social. launch-decade-drums

Su situación es invisible, y los Estados no están haciendo nada para reconocer la realidad, en donde se esconde discriminación de la población, abuso policial, segregación geográfica y vulneración sexual.

En Chile, ¿cuál es el nivel de organización comunitaria de afrodescendientes reconocida por el Estado? ¿qué planes de apoyo y asistencia para los migrantes existen? ¿qué está haciendo el Ministerio de Educación para reconocer y ejercer los derechos de afrodescendientes?.

Las Naciones Unidas ha establecido que entre 2015 y 2024, se debe celebrar la Década Internacional para Afrodescendientes. Este con el objetivo que los Estados miembros de las Naciones Unidas: “deberían adoptar medidas concretas y prácticas mediante la aprobación y aplicación efectiva de marcos jurídicos nacionales e internacionales y de políticas y programas de lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia a que se enfrentan los afrodescendientes, teniendo en cuenta la situación particular de las mujeres, las niñas y los varones jóvenes”.

OHCHR

 

Anuncios

Zea, la niña que combate la homofobia

screen-shot-2015-07-01-at-20-52-19

Y estaba ahí el Predicador extremista cristiano, diciéndole que si no conocía a Jesús se iba a ir al infierno, que iba a sufrir, que sólo sentiría dolor. Se lo dijo a una niña de tan sólo 7 años, Zea, que participaba feliz de la ComFest de 2015 en Columbus, Ohio, Estados Unidos.

¿Qué hizo Zea? Con un silencio apabullante y una valentía que la engalanó, se paró al frente de este Predicador extremista, mostrándole con convicción que todas las personas somos iguales y que el amor no sabe de categorizaciones, menos ante el miedo impuesto por la Religión.

La reacción inicial de Zea cuando oyó las palabras del predicador fueron de confusión, seguidas de incredulidad: “¿Por qué querría alguien ser tan malo?”.

Acá el video que se convirtió en viral:

1st Grader Backs Down Homophobe Street Preacher