H. R. Giger: ocultismo, futurismo y sexo.

H.R. Giger pasó a la Historia como el creador artístico de Alien, esa criatura misteriosa, extraterrestre y máquina mortal que se nos presentó en 1979. Pero Giger era más que eso. Este artista y escultor, nació en Suiza en 1940, y murió ayer 12 de mayo.

Giger estaba influenciado por esa idea distópica de que la sociedad iba a la deriva de una un sistema mecanizado, totalitario, una sociedad deformada por desastres nucleares que provocaría el fin de la Guerra Fría, o sea la consecución de la Tercera Guerra Mundial. Por eso Giger tenía una afición por el ocultismo esotérico,el simbolismo hindú y germánico, muy de la mano de los pensamientos de Aleister Crowley o Blavatsky, como una forma de buscar la esencia espiritual del ser humano, como si eso fuera un antídoto a la debacle de la civilización. Pero también Giger, desarrolló la idea del sexo, la lujuria y las drogas alucinógenas, el estado animal del hombre, la máquina reproductora del placer. Giger dialoga así con Bukowski y “La Maquina de follar”, obra insigne de este autor fascinante.

Giger fue un futurista, un visionario del mundo, tanto el real, el virtual y el cinematográfico. Tantos se han inspirado en él: Poltergeist, Madmax, Matrix, Brazil, y porqué no StarWars, por nombrar algunos.

Giger1

Penes erectos, vaginas penetradas o abiertas, senos múltiples, travestismo extraterrestre, simbología ocultista, fetos producidos en máquinas, clonación en serie, tecnológica oscuridad, son algunos factores iconográficos que pueden presenciar en una obra apasionante y seductora.

BirthMachineBabies

De partida debes amar u odiar a H.R. Giger, porque no se digiere con facilidad, porque puede llegar a impactar tanta sinceridad en su obra, pero no violencia, sino desborde de creatividad, como una eyaculación gigante encima de nuestras dignidades. ¿O no nos queda dignidad?

Giger2

 

H.R. Giger es un fiel representante del siglo XX, un siglo que provocó en sus ciudadanos contemporáneos, miedos, alertas y unas ganas irrefrenables de un éxodo espiritual, de buscar la esencia humana desde distintas formas y maneras.

Un día después de su muerte, hago loas porque la obra de Giger prevalezca, con su inmenso poder hipnótico.

 

h_r_giger_la_Columna_De_logan__06_Tierra_Freak_Tierrafreak.com.ar

Anuncios