Un pueblo de 33 habitantes abre una biblioteca con 16.000 libros

14660077541973.jpg

Reportaje publicado en EL MUNDO el 19 de junio de 2016

por Sara Polo

Son 33 vecinos censados, sólo nueve de ellos habitan sus casas durante todo el año. Quintanalara, 36 kilómetros de Burgos, tiene sólo cuatro calles, bordeadas por edificaciones de piedra, de una planta. Quintanalara es uno de esos pueblos castellanos que uno sólo se cruza cuando va a otro lugar. Pero tiene una biblioteca. Una con 16.000 libros.

La pequeñísima localidad burgalesa ha saltado a los mapas esta semana, cuando anunciaba que había conseguido un reto que se propuso el pasado octubre: construir una gran biblioteca abierta las 24 horas los 365 días del año. Calculaban que en las estanterías del Potro, el local municipal acondicionado para Entrelibros, cabrían unos 10.000 volúmenes. Lo que no esperaban era recibir 6.000 más.

La mayor parte de las donaciones son de particulares, “gente que hereda la biblioteca de sus padres y no sabe qué hacer con ella, gente que da seis o siete de su biblioteca particular… La gente tiene un montón de libros“, cuenta Rubén Heras, alcalde de Quintana.

El boca a boca, sobre todo a través de las redes sociales, ha terminado involucrando en el proyecto a instituciones, públicas y privadas, enamoradas de la iniciativa de este pequeño púeblo de la comarca de Lara. La Universidad de Navarra, por ejemplo, ha aportado 2.000 kg de libros, que “mandaron en un camión”.

La idea de Entrelibros no es funcionar como una biblioteca al uso, donde uno toma prestado un libro y, después de leerlo, lo devuelve. Su objetivo es convertirse en lugar de intercambio: me llevo un libro y dejo otro mío. Por eso, se han integrado en la red española de bookcrossing en Internet, donde tienen registrados hasta ahora 325 títulos. “Nos ha escrito incluso un señor francés”, presume Heras. De hecho, Quintanalara es uno de los puntos de la red BookCrossing Spain con más libros.

Aunque Internet sea una herramienta poderosísima para sacar a una pequeña comunidad del anonimato, lo que quieren los vecinos de este pueblo de Burgos es que los lectores acudan, en persona, a conocer su biblioteca. “Lo bonito es venir al Potro, rebuscar entre sus estanterías y encontrar ese título que te emocione”, explica el alcalde. Él mismo ha contribuido a llenar los estantes. Su donación más preciada tiene, además, mucho de simbólico. “Los santos inocentes, de Miguel Delibes, el mejor homenaje al medio rural”.

En un futuro, su pequeño templo de la literatura busca convertirse, además, en un punto de encuentro cultural, con presentaciones de libros y actividades. “Simplemente, hemos creado un elemento cultural más para las Tierras de Lara“, dice, y propone un plan perfecto para el fin de semana: “Una visita al románico de la comarca que culmine con una buena historia”. De momento, dejamos a los vecinos de Quintanalara terminando de ordenar los libros. A ellos y a los curiosos, que ya van llenando de vida este pequeño enclave lleno de cultura.

 

Anuncios

Zea, la niña que combate la homofobia

screen-shot-2015-07-01-at-20-52-19

Y estaba ahí el Predicador extremista cristiano, diciéndole que si no conocía a Jesús se iba a ir al infierno, que iba a sufrir, que sólo sentiría dolor. Se lo dijo a una niña de tan sólo 7 años, Zea, que participaba feliz de la ComFest de 2015 en Columbus, Ohio, Estados Unidos.

¿Qué hizo Zea? Con un silencio apabullante y una valentía que la engalanó, se paró al frente de este Predicador extremista, mostrándole con convicción que todas las personas somos iguales y que el amor no sabe de categorizaciones, menos ante el miedo impuesto por la Religión.

La reacción inicial de Zea cuando oyó las palabras del predicador fueron de confusión, seguidas de incredulidad: “¿Por qué querría alguien ser tan malo?”.

Acá el video que se convirtió en viral:

1st Grader Backs Down Homophobe Street Preacher

 

 

Discriminación en los niños

En mi experiencia en el sector educacional he podido constatar que los niños discriminan. Sin embargo, tengo absoluta certeza que este es un hábito que lo han aprendido a partir del seno de la familia, el medio social en el cual viven y sobre todo del sistema educacional en que están insertos.

Según los últimos estudios en Chile, el 75% de los chilenos creen que este es un país con muchos prejuicios y tabúes, mientras que el 70% de los chilenos dice discriminar a los inmigrantes latinoamericanos. En virtud de los análisis realizados por UNICEF, más del 50% de los niños dice haber sido aislado por ser diferente del resto, mientras que el 88% de los niños y adolescentes señala que quienes sufren más   bromas de parte de sus compañeros son quienes tienen un problema o defecto físico o rasgos indígenas.

Hace unos años atrás, el programa “Informe Especial” de TVN (Chile) realizó el siguiente experimento social (según la metodología de Kenneth y Mammie Clark) que acá se comparte:

Este mismo experimento, ha sido reproducido en distintas culturas y sociedades. Acá, un ejemplo de México:

Es realmente impactante constatar que las sociedades educan a través de parámetros normativos que tienden a homogeneizar la dinámica social, estableciendo “la normalidad”, los “conceptos de bien y mal”, y estos, relacionados con color de piel, etnias, culturas y religiones.

Sin embargo, en el siguiente video demuestra lo contrario. Un niño entra en un proceso racional de entender que el ejercicio del amor no tiene fronteras ni géneros. Acá, entiende de una manera muy simpática como es posible que dos hombres sean esposos:

Lo más probable es que Calen esté en un espacio familiar donde se habla y conversa sobre el libre ejercicio del amor como también padres que le han enseñado que pueden existir la diversidad de matrimonios y enlaces de pareja.

En mayo de 2013, se estrenó en Estados Unidos la serie animada SheZow, que trata de Guy, un niño de 12 años que colocándose el misterioso anillo de su tía, se transforma en SheZow, una superheroína con tacos, melena larga, y ropa color rosa. Guy es la representación reafirmada de su identidad de niño, no presenta tendencias homosexuales, mientras que su alterego, no es travestismo, sino una representación femenina de sí misma que desea salvar el mundo. Acá su presentación oficial:

Creo necesario que nuestra sociedad debe estar fundada en la conciencia de que el ser humano se constituye y sostiene en diversidad, donde el pluralismo sea el ejercicio libre de nuestras vidas. Para ello necesitamos educar a nuestros niños bajo esos principios y valores. Lo contrario a eso, a mi juicio, es una sociedad absurda, violenta y creadora de un orden moral ficticio.

 

La primera selfie de la Historia

la foto

 

Si tú creías que Ellen DeGeneres había marcado una tendencia innovadora como sacarse una foto así misma con diversas estrellas de Hollywood en medio de los Premios Oscar, estabas equivocado.

Te cuento que en diciembre de 1920, cinco fotógrafos de la empresa Byron posaron todos juntos para sacarse una foto a ellos mismos en la terraza del estudio Marceu, en Nueva York, Estados Unidos. La cámara la sostiene Joseph Byron con su mano derecha y Ben Falk lo hace con la izquierda, mientras otro fotógrafo captura desde otro ángulo lo que sería “marcar tendencia” con casi 100 años de diferencia. ¡Genios!

 

 

Fin de la Unión Soviética

URRS.1991

 

Mikhail Gorbachev había anunciado la Perestroika, una política de apertura y renovación del bloque soviético que permitiría abrir la economía y el sistema político. 

El proceso revolucionario cultural más significativo fue la inauguración del primer restaurante McDonald’s en Moscú el 31 de enero de 1990. 

Ubicado en la plaza Pushkin, a tan solo unas cuadras donde descansa el mausoleo de Vladimir Lenin, fue en su tiempo la sucursal más grande del mundo, para atender 700 rusos en la capital de Moscú, y quizás el más caro de la cadena norteamericana, con meses de preparación de trabajadores y proveedores.

Interminables filas de espera de cientos de moscovitas que esperaban la rica hamburguesa norteamericana, con  las papas fritas hechas a lo yankee, y la infaltable Coca-Cola, algo así como el brebaje de la libertad. Era el fin de la Unión Soviética, sin lugar a dudas.