Violación Sexual en Hombres

Hijo, a los hombres no les violan

 

En el mundo existe un tabú: que a los hombres no les violan. Pero en noviembre de 2014 el conocido actor de hollywood Shia Labeouf, confesó en una entrevista que había sido violado durante la ocurrencia de una performance artística. Antes, en Chile, tres hombres confesaban que habían sido abusados de manera sistemática por el Sacerdote católico Fernando Karadima, uno de los más influyentes de la elite chilena.

La Revista masculina GQ hizo lo suyo con un polémico reportaje: cientos de soldados estadounidenses han sido violados y abusados en los cuarteles militares. Cada día son 38 los hombres que son violentados sexualmente en las reparticiones militares, una cifra alarmante.

Testimonios como el de Jones causan impacto: “Sigo sin creer que yo me hice esto. Sigo diciendo a mí mismo, “si yo no hubiera tomados un par de cervezas esa noche”. Si yo no le había invitado a mi habitación. Traté de resistir. Pero él era tan jodidamente fuerte.” O el de Neal que después de ser violado, fue a la asistencia médica militar a constatar lesiones anales, a lo que el Doctor le dijo: “Hijo, los hombres no son violados”.

¿Cuántos hombres – niños, jóvenes y adultos – son violados cada día? ¿Cuántos de ellos denuncian? ¿Cuántos quedan en el silencio y los victimarios en la impunidad? ¿Por qué hoy no es parte de la agenda pública y de los servicios gubernamentales?

En Södersjukhuset, al sur de Estocolmo, Suecia, se ha creado  el primer centro médico del mundo en tratar a las víctimas masculinas de abuso sexual.

En Suecia se registraron en el último año, un total de 370 casos de violación a hombres o niños, según el Consejo Nacional Sueco de Prevención del Crimen. Pero se sospecha el número sea mucho mayor, debido a los prejuicios sociales que provocan que muchos hombres nieguen ser víctimas de abuso sexual.

Según dijo la doctora Lotti Helström al periódico sueco The Local, “la percepción general es que los hombres no pueden ser violados”. Los estudios, sin embargo, “aseguran que los efectos en la salud —tanto física como psicológica— de una violación son incluso más graves en un hombre. Hay un riesgo mayor de que las víctimas hombres sufran estrés post-traumático”, dice Helström.

Los mitos de la masculinidad, hoy nos está pasando gravemente la cuenta. Se piensa que el hombre no puede ser violado, y que si llegara a suceder aquello, es una vergüenza denunciarlo y reconocerlo. Sin embargo un hombre violado no significa que lo haya buscado, que sea homosexual, o que necesariamente haya existido penetración anal, o que una mujer o un grupo de mujeres no puedan hacerlo. Es una violación a la dignidad humana, es un quiebre en el alma y en la moral de ese hombre que le perdurará de por vida y que determinará su actuar en el futuro, y que no porque haya sido violado, es menos masculino.

Hoy la legislación en el mundo en esta materia es pobre. En general lo que es considerado violación, es tipificado como una mera agresión. Eso sumado, a la desprotección cultural que sufre el hombre en esta materia.  ¿Porqué cultural y normativamente el acto que se considera violación en contra de una mujer, hacia el hombre, es un mero acto sexual?

La siguiente foto cuenta una historia. Era su quinta noche en el alojamiento universitario, y el joven sufrió una imborrable violación del cual constituía una especie de bienvenida al mundo universitario. Lo callaron diciendo: “Vamos…Nadie lo sabrá”

enhanced-buzz-26758-1379973348-14

Anuncios

Un comercial sobre Sexo

Bajo el seudónimo de Matus the Firts, un artista eslovaco con el apoyo del Instituto Filmográfico Metropolitano realiza un novedoso spot donde lo que quiere vender es una sóla cosa: sexo.

Matus the Firts declaró en el Britain´s Mirror: “Cuando el sexo se vuelve una rutina es necesario cambiar algo. Sin embargo, esto no es un producto comercial, porque tú no puedes comprar una solución a algunas cosas. Sin embargo, creo que en algunos casos debería ser importante para las personas cambiar sus mentes y este comercial es no sólo sobre sexo sino sobre pensamientos”.

Violadores: La cruda realidad de las acusaciones.

Hace un tiempo escuché a un Abogado, connotado por cierto, en un medio de prensa nacional, alertando que los sistemas judiciales tenían un gran problema: “muchas de las acusaciones de abuso sexual y violaciones son falsas”, y por ende, inocentes hombres quedaban a la deriva terrible del escarnio público.

Pero en un ánimo de esclarecer la realidad, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y el FBI, durante 2006 al 2010, nos entrega una serie de estadísticas que vienen a cambiar el panorama, y acá la gráfica que la resume:

 

violadores

Esta gráfica nos demuestra que solo se notifican y denuncian el 10% de los actos de violación sexual, siendo solo el 2% la tasa de notificación falsa. Esto, tomando solo los datos que implica violación forzada y penetrativa, no con otras formas de violencia sexual, por lo que implica una definición con alto nivel de sesgo de género, discriminación social y económica. Los que van a la Cárcel por estos crímenes, son un porcentaje insignificante.

La violación y la violencia sexual siguen afectando a hombres, mujeres, niños y niñas alrededor del mundo, y estadísticamente se podría sintetizar que casi el 100% de estos actos no se denuncian ya que existen una serie de barreras sociales, emocionales y legales.

Una vez más este es un llamado de atención. Chile, no posee estas estadísticas, y uno debe recurrir a estadísticas de países donde los sistemas de denuncia tienen  similitudes. ¿Cómo evaluar si no sabemos cuál es nuestra realidad?
Del mismo modo, el Gobierno y la Sociedad Civil deben establecer políticas públicas e iniciativas ciudadanas que lleven a concientizar a la sociedad de que existen errores teóricos y metodológicos en la construcción legal de esta problemática, como también informar, proteger y prevenir estos actos que destruyen a miles de personas.

Por último, a todos ellos hombres que temen ser denunciados de manera inocente, infórmese que aquello es un mito, o como diría por ahí el dicho: “el que nada hace nada teme”.

Este artículo tuvo sus repercusiones. Me acusaron de decir falsedades y con cero respaldo. Por esto mismo, es que optamos por publicar las fuentes que la respaldan. Acá van:

Of those 100 reported rapes, we show 30 faced trial (this includes those that were jailed). This is 30%.  Faced trial, for the purpose of this graphic, uses composite data reflecting the terms prosecution, arrested, and faced trial.

Of the 100 rapes brought to trial, 10 are jailed. This is 10%.  Or, of the 30 rapes prosecuted, 10 are jailed. This is 33.3%.

Of the 100 rapes reported, 2 are false accusations.  The 2% false accusation rate was applied only to the number of reported rapes.

La crítica social de Verizon

Creemos que estamos en la sociedad del siglo XXI, y que esto significa que la división social de géneros entre el hombre y mujer ya ha acabado. Pero si nos detenemos, nos damos cuenta que aún estamos encasillando a la mujer desde niñas a cumplir roles sociales que la minimizan y la invisibilizan.

Verizon, la compañía global de banda ancha y telecomunicaciones, nos advierte lo mal que lo estamos haciendo en este comercial.

“El 66% de las niñas de cuarto grado dicen que les gusta las ciencias y las matemáticas. Pero solo el 18% de los que estudian Ingeniería son mujeres”

¿Qué opinan?

Homofobia en el país de Bob Marley

Marley

 

Bob Marley hizo un breve viaje a los Estados Unidos en febrero del 1979 para realizar unos importantes negocios discográficos. Marley conocido por ser un bohemio y gozador de la vida, fue invitado a una serie de fiestas. A una de ellas, le dijeron que le iban a presentar a Prince, del que su manager le dijo que era un genio musical y un tipo muy agradable. Cuando Bob le vio llegar con su tan conocido impronta, optó por escaparse para impedir que nadie le viera, y mucho menos le fotografiaran con Prince, con aquel “butty man”.

“Butty Man” es un término despectivo para referirse a los homosexuales. Si teníamos en nuestras mentes que Jamaica era una isla paradisíaca donde la paz y el amor reinaban, aquella tan solo es una caricatura. Desde 1864,  rige una Ley colonial que castiga la sodomía con 10 años de cárcel, y cualquier intimidad física entre hombres (sea pública o privada) con dos años de presidio efectivo.

A nivel cultural el asunto es peor. La homosexualidad en Jamaica está considerada una patología biológica, un pecado religioso y una aberración cultural, por lo que está socialmente aceptado que un golpiza, una apuñalada, una destrucción facial o un asesinato a un homosexual es algo “prácticamente normal”. En el 2012 se registraron 1600 asesinatos de homosexuales. La justicia y las instituciones públicas no protegen a las víctimas de esta brutalidad.

El anterior Primer Ministro de Jamaica, el conservador Orette Bruce Golding, había afirmado incluso que “los homosexuales merecían morir”. Hoy, la actual Primer Ministra, Portia Simpson-Miller declaró que “nadie debería ser discriminado debido a su orientación sexual” y que “el gobierno debería proporcionar protección” al colectivo LGBTI. Un avance, pero que no se ve reflejado en una normativa que vaya hacia el respeto de la diversida.

Qué lejos está Jamaica – y el mismo Marley por cierto – de su misma letra: “One love, one heart let’s get together and feel all right (Un amor. Un corazón. Juntémonos todos y nos sentiremos bien.”

La Superheroína árabe

Burka2

 

Se trata de Burka Avenger, un serie animada diseñada y producida en Pakistán y protagonizada por Jiya. Ella, es una joven y bella profesora de una escuela rural y ferviente defensora del derecho a la educación de las niñas. ¿Sus archienemigos? Los Talibanes, quienes sostenidos por una interpretación ultraortodoxa del Corán, quieren cerrar la escuela y relegar a las niñas a las tareas domésticas. Cuando eso sucede, Jiya, se coloca un riguroso burka negro y se transforma en Burka Avenger, luchando contra los talibanes, la corrupción y la injusticias sociales con tres armas: los libros, los lápices y la inteligencia.

Lo encontré notable. Una serie sin ninguna influencia occidental que viene a utilizar, no la violencia, sino la racionalidad y la cultura como armas que tienen como fin terminar con las oscuridades sociales.

Jiya dice: “Esto es Halwa-Pur, mi ciudad, mi casa. (…) Utilizo mis habilidades para hacer el bien, para instalar la justicia, paz y educación para todos. Peleo contra las fuerzas de la tiranía y la ignorancia… porque yo soy Burka Avenger”.

Los dejo viendo el trailer: